• Telf : 957 38 12 38 / 697 69 55 74

  • Email : info@fisiopoyet.com

Preparación al Parto y Recuperación en Posparto

¿Sabías que la Fisioterapia puede ayudarte mucho durante tu embarazo y a recuperarte tras el parto? ¿Sabías que la Fisioterapia durante el embarazo es mucho más que “tratar mujeres embarazadas con ciática”? Lee esta información; te vamos a ser de gran ayuda.

Fisioterapia durante el embarazo

Antes del parto la Fisioterapia forma parte de la preparación al parto y debe hacerse siempre para prevenir las complicaciones que se pueden presentar durante el embarazo (lumbalgias, ciáticas, dolores de espalda, de pies, incontinencias urinarias, etc.), para preparar al cuerpo para el momento del parto y favorecer que éste se desarrolle normalmente.

Si ya han aparecido algunas de estas complicaciones, la Fisioterapia tendrá también como finalidad el solucionarlas o minimizarlas para que no interfieran en el normal desarrollo del resto del embarazo y del parto, favoreciendo incluso que el bebé se coloque bien, en el caso de presentaciones de nalgas.

¿Cómo lo hacemos? Tres sesiones de tratamiento mediante el Método Poyet en las que además se dan pautas para iniciar trabajo del Suelo Pélvico, consejos de Higiene Postural y ejercicio físico adecuado, consejos de Higiene Alimentaria, etc. Se realizan en las semanas 26, 36 y 38 de gestación.

Este trabajo debe acompañarse de forma IMPRESCINDIBLE por una Educación Maternal realizada por la Matrona a partir de la semana 20 de gestación.

El número de cesáreas y complicaciones durante el parto y el posparto inmediato se reduce considerablemente en las mujeres que han hecho este tratamiento durante el embarazo.

Nos resulta enormemente satisfactorio que muchas de las mujeres nos cuenten que “se encuentran mejor al final del embarazo que en mitad del mismo”.

Fisioterapia en el Posparto

Tras el trabajo físico del parto es fundamental hacer un trabajo inmediato de Fisioterapia que ayude a acelerar la recuperación física de la mujer, iniciar el trabajo del suelo pélvico, tratar posibles complicaciones como incontinencias, cicatrices (episiotomía, desgarros, cesárea), etc.

Este trabajo debe realizarse de forma precoz tras el parto y generalmente requiere una sola sesión de tratamiento. En algunos casos es necesaria una segunda que se realiza pasado un mes aproximadamente tras esta primera.

En esta sesión de posparto se realiza una valoración del bebé, evaluando, entre otros, el reflejo de succión, fundamental para poder instaurar la lactancia. Así mismo se dan consejos de cara a prevenir el cólico del lactante, que también se trata en caso de que sea necesario.

Este trabajo también debe verse acompañado de una evaluación por la matrona.

Por último, una vez pasados 2-3 meses tras el parto, hacemos un trabajo de tonificación del suelo pélvico y de la faja abdominal, mediante un trabajo en grupos reducidos combinando la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH) con el Método 5P de reeducación perineal (trabajo global).

Así, con este ciclo de trabajo, te acompañamos en todo el periplo apasionante del embarazo y del inicio de la maternidad, ayudándote a que todo suceda de forma natural.

comatmatronas.es www.e-lactancia.org